TRANSPORTE TERRESTRE, ACCESIBLE, VERSÁTIL Y FLEXIBLE

Gracias a la evolución de la tecnología, se ha innovado e impulsado esta industria, realizando envíos de cualquier tipo y substancia, materiales peligrosos, delicados, pesados o voluminosos. Además hoy en día gracias a los sistemas de “tracking” se puede conocer información cada vez más detallada sobre la localización, ruta y tiempo estimado de entrega, aportando fiabilidad y confianza.

Cabe resaltar que este servicio también resulta ser más flexible, siendo cada vez más favorables para las personas, mejorando su accesibilidad y versatilidad en la recogida de mercancías frente a los otros medios de transporte, como el marítimo, aéreo o ferroviario, convirtiéndolo en una de las opciones más cómodas y, en ocasiones, la única posible.

En Colombia, el crecimiento de ventas contrasta con la duración del sector automotor de carga pesada. Actualmente hay aproximadamente de 228.000 camiones funcionando en Colombia, de los cuales 35.000 son tractocamiones articulados que movilizan el 65% de la carga a nivel Nacional. Por lo tanto podemos observar la importancia del sector de transporte en la economía Colombiana. El Ministerio de Transporte como ente rector, ha venido trabajando en proporcionarle al sector la información necesaria para poder evaluar el rol que viene desempeñando dentro del aparato productivo nacional, para realizar mejoras en la planeación y la formulación de políticas de desarrollo, renovando el servicio en términos de calidad y eficiencia, para lograr obtener mayor competitividad de los productos colombianos tanto en el ámbito interno como externo.

El transporte por carretera tiene ciertas ventajas frente a otros medios (accesibilidad, precio, versatilidad y flexibilidad), pero se debe tener en cuenta que tiene limitada capacidad cuando se trata de mercancía a gran escala o a larga distancia, sobre todo en trayectos internacionales. Por ende, será fundamental saber elegir cuándo este será la opción más apropiada.

Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de este sector, se destacan casos en los que el transporte terrestre por carretera resulta ser la mejor opción:

Recorrido programado: Hablamos de sincronización y planificación; en muchas relaciones comerciales de compraventa, pedidos a proveedores o ventas a clientes, tienen fecha preestablecida de llegada. En estas situaciones, el transporte terrestre por carretera resulta ser la mejor opción, ahorrando en costes y realizando las entregas a tiempo.

Mercancías de negocios con bajo margen: Un aspecto destacable del transporte terrestre por carretera, es su precio más económico. En ciertos productos con márgenes de negocio muy bajos (agua embotellada, dulces, productos industriales, etc.) el transporte terrestre internacional, resultará la mejor opción para no encarecer el producto, ya que su coste trasciende directamente en su precio de venta.

Volúmenes pequeños: Cuando se trata de transportar pequeñas cantidades de producto, el transporte terrestre por carretera resulta ser mucho más eficaz, por su flexibilidad y accesibilidad, ya que la gestión de contratación y preparación del pedido es mucho menos costosa, sobre todo cuando hablamos de trayectos internacionales, y si no se trata de cantidades a gran escala, este medio será mucho más oportuno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *